ORIGEN DE LA CANCIÓN “LINDA QUISQUEYA”


El gran cantante dominicano Antonio Mesa, El Jilgero de Quisqueya, primer dominicano en poner su voz en el acetato (1926), cuando era la primera voz del Trío Borinquen (cuando él grababa temas dominicanos, el trío se nombraba Quisqueya por exigencia de nuestro jilgero); le plantea al maestro borinqueño Rafael Hernández, quien era el director del trío (el tercer integrante lo era el también boricua Salvador Ithier), que siendo él un compositor que le había dedicado tantas canciones a su Puerto Rico querido y siendo un patriota incansable, porqué no le había dedicado una a la tierra quisqueyana de Mesa. Ante este planteamiento, el maestro Hernández, le vino a la mente un tema que ya tenía escrito, pero no publicado, llamado “Linda Borinquen”, el cual con sólo cambiarle Borinquen por Quisqueya, encajaba perfectamente; sin embargo, hubo un detalle de la letra de la canción que el maestro dejó intacto y que dejaba delatado su anterior dedicatoria borinqueña, y es la estrofa donde dice “La estrella solitaria que alumbra mi vida”, ya que esa estrella solitaria se refiere a la estrella que tiene la bandera de nuestro hermano Puerto Rico.

De todas maneras, Mesa cambió esa estrofa en su grabación por: “Bajo sus palmas y sol tan divinos”, aunque en la segunda voz de Salvador Ithier, éste mantiene “La estrella solitaria…”

Definitivamente, siempre perduró la versión con la famosa estrella de Borinquen.

Como siempre nunca dejo de resaltar de nuestro casi desconocido Jilgero de Quisqueya, que grabó más de 50 temas de autores dominicanos (esto solo en menos de 10 años), siempre estuvo luchando por que se les reconociera su trabajo en términos remunerativos, y al final de su vida este gran patriota dominicano, ¡MURIÓ DE HAMBRE!

VERSIÓN INTERPRETADA POR ANTONIO MESA:

No hay tierra tan hermosa como la mía
formada por los mares de las espumas.
Parece una gaviota de blancas plumas
dormida en las orillas del ancho mar.

Quiequeya, la tierra de mis amores,
de suaves brisas, de ricas flores.
Yo quiero estar en mi patria querida.
¡Quisqueya, mi vida!

En mis cantares, linda Quisqueya
yo te comparo con una estrella.
Bajo sus palmas y sol tan divino
me brinda su luz.

Su luz de amor.

VERSIÓN QUE HA PERDURADO:

No hay tierra tan hermosa como la mía
bañada por los mares dos mares de blanca espuma.
Mares como gaviota de blancas plumas
dormida en las orillas del ancho mar.

Quisqueya, la tierra de mis amores,
de suaves brisas, de lindas flores.
Del fonde de los mares la perla querida,
¡Quisqueya divina!

En mis cantares, linda Quisqueya,
yo te comparo con una estrella.
La estrella solitaria que alumbra mi vida
y me brinda su luz

(Fuente: Semblanzas: Antonio Mesa, Miguel Holguín-Veras)

Podemos escuchar 2 versiones de este hermoso tema en el reproductor



1 comentario: