HÉCTOR DE LEÓN, UNO DE LOS TROMPETISTAS Y ARREGLISTAS MÁS GENIALES DE LATINOAMÉRICA

El 24 de noviembre del año 1927 nace en Miches el gran trompetista, arreglista y director de orquesta Héctor Augusto de León Morel, mejor conocido como Héctor de León, alias “Cabeza”, fruto de la unión de Ángel María de León y Luz Minda Morel, quienes se radicaron en la cuidad Capital cuando Héctor apenas era un niño de algunos 8 o 9 años de edad.

Su inclinación por la música le viene por parte de su padre, quien era músico y le inculcó esa vocación a él y sus otros 7 hermanos, de hecho, fue él quien les dio sus primeras lecciones de música a sus hijos; su madre también era músico, tocaba el piano.

Sus inicios se remontan al año 1944, cuando fue primer trompeta de la Banda del Distrito, en el año 1946 fue músico fundador de la orquesta Angelita de la Voz del Yuna, en 1949 viaja a Venezuela donde duró 3 años, allí duró un año tocando para la orquesta de Rafael Minaya, luego pasó a formar parte de la afamada orquesta de Aldemaro Romero, regresó al país en el año 1952, con todo un mundo de jazz en su cabeza y cargado de una gran cantidad de discos de ese género, los cuales compartió con sus colegas músicos, para introducirlos en ese mundo musical, al año de haber llegado aquí recibió una oferta para tocar con la orquesta de Machito en NY, durando allí 4 años, de regreso al país, lo contratan en la Voz Dominicana para dirigir la orquesta del maestro Cerón, siendo esta su primera experiencia en la dirección orquestal, en el año 1960 vuelve a Venezuela contratado para tocar con la orquesta de Luis Alfonso Larraín, en 1962, regresa a RD contratado por el maestro cubano Agustín Mercier para tocar en el hotel Jaragua, luego forma su orquesta Santo Domingo, en 1965 pasa a ser 1er. trompeta de la Orquesta Sinfónica Nacional, en 1967 parte otra vez para NY y llegando ese mismo día se une a la orquesta del maestro Tito Puente, con él viajó a Japón, Hawái, Filipinas, Hong Kong, entre otros países.

Cansado de tanto ajetreo en esa orquesta, renuncia para formar la suya, con su orquesta le grabó 4 discos de larga duración a la cantante La Lupe, en uno de ellos le dieron a La Lupe un Disco de Oro por “La Gran Tirana” y a él lo reconocieron como el arreglista del año en NY. Le grabó un disco de larga duración a Raúl Marrero, le hizo arreglos a dos discos de larga duración completos a Ismael y sus Cachimbos, en la producción de Cortijo y su Combo, hizo el arreglo de la producción “Con to’ los hierros”, también le hizo arreglos al famoso director de orquesta español Xavier Cugat, a Tito Rodríguez, a quien le dirigió su orquesta en Puerto Rico para la televisión dos años antes de que este muriera, le arregló a Johnny el Bravo, César Concepción un músico muy famoso en PR.

Héctor también tocó con la agrupación de Louie Ramírez, Pete Bonet, Jimmy Sabater, Sonny Bravo. En el país estuvo con el maestro Rafael Solano por mucho tiempo, acompañó a Francis Santana, Joseito Mateo, Alberto Beltrán, entre otros y casi no hubo artista dominicano a quien no le hiciera por lo menos un arreglo musical.

Sin lugar a dudas, fue un gran ejecutor de la trompeta, considerado uno de los mejores que ha tenido américa latina; como arreglista, como hemos visto, era uno de los preferidos por los grandes de los ritmos latinos y como director de orquesta, también vimos que fue uno de los grandes.

Con todo esto, podemos decir que nuestro Héctor de León ha sido uno de los músicos más inmensos que ha dado nuestra República Dominicana y para comprobar un poco más lo que decimos vamos a copiar del maestro Rafael Solano, una anécdota que cuenta en uno de sus libros, “Letra y Música”: “Una de estas composiciones fue utilizada como tema en los cambios de programas en el canal oficial, por lo que se escuchaba muchas veces durante el día. En cuanto a la misma, recuerdo que a raíz de la visita al país del director de orquesta Count Basie, fuimos invitados a una reunión con ese distinguido músico en la casa del ingeniero Leopoldo Espaillat. La ocasión fue propicia para que Basie, una leyenda del jazz norteamericano, escuchara el tema de Héctor. Su interés fue tal, que citó a de León a Nueva York, con el objeto de incluir su música en una nueva grabación a realizarse. Héctor, conocido por su agudo sentido del humor, y ya con más de dos tragos en la cabeza, le respondió con su penetrante y high treble voz: "No te apures chivito, que yo voy para allá a civilizarte. Hubo una gran explosión de risas en el grupo, exceptuando a Basie, quien sin comprender el idioma, preguntaba: "What's so funny". Finalmente, cuando escuchó la traducción, la explosión en risas fue suya.”

“Pero, con todo y el chiste, Héctor de León ¡descuidado!, nunca asistió a la cita: ¡Grave error!”

La canción en cuestión, a la que hace referencia el maestro Solano, es precisamente este tema que compartimos con ustedes, en donde podrán distinguir una pieza hermosa de jazz puro, con la única variante, la cual le da un sabor criollo: la tambora y la güira, con la que el gran Héctor de León la convirtió en merengue. Esta pieza se titula “El Mecenas Dominicano”.

Nuestro gran músico murió el 19 de junio del año 1999, en Santo Domingo, víctima de una trombosis cerebral, dejando 5 hijos: Luz Minda, Henry, Claudia, Víctor y Eddy.



1 comentario:

  1. MUCHAS GRACIAS SEÑOR ISMAEL HERNANDEZ POR MANTENER PRESENTE A MI PADRE, ATT: EDDY

    ResponderEliminar